miércoles, 22 de octubre de 2008

7 de Picas: Earl "Fatha" Hines

(Duquesne, 28 de diciembre de 1903 - Oakland 22 de abril de 1983.)

PIANISTA
Earl Hines & His Orchestra - Deep Forest (1932)


Nació en un suburbio de Pennsylvania. Earl llevaba música en la sangre; era hijo de un cornetista de orquesta y una organista de iglesia. Cuando era un crío Fatha intentó llevar el mismo camino que su padre, pero acabó dejando la corneta por las molestias que le provocaban en los oídos. Recibió clases de piano clásico. Hines afirmaba que él ya estaba tocando el piano por Pittsburgh antes de que la palabra jazz fuese inventada.

Con 17 años marchó de su casa para tocar con Lois Deppe en un club nocturno de Pittsburgh. En 1927 grabó con ellos cuatro canciones para Gennet Recordings. Sólo dos de ellas llegaron a editarse, y en sólo una podía oírse un solo de Hines. Dos años después se trasladó a Illinois. Allí empezó con Carroll Dickerson su primera gira.

Ya instalado en Chicago, a finales de los años veinte inició su propia banda e hizo su primera colaboración con Louis Armstrong, trabajando para él como director musical de su grupo "Louis Armstrong Stompers". Más tarde entraría de lleno en los "Hot Five" (después ampliado a los "Hot Seven"), grupo que hizo a Armstrong consagrarse como el creador del jazz moderno. Finalmente, en el 74 el grupo se disolvió, pero Hines siguió trabajando para Louis Armstrong en la banda "All-Stars".

En el grupo de Hines participaron grandes figuras de la historia del jazz; artistas como Jimmie Noone, Dizzy Gillespie o el mismísimo Charlie Parker. Ascendido a "el padre del piano jazz", Hines lideró toda esa década y fue influencia para pianistas que le consideraban como el eslabón entre el jazz moderno y el clásico. En los cincuenta se retiró a tocar el piano a un pequeño club que regentaba en California. En los sesenta retomó su carrera con gran éxito. Su disco "Piano Man (1939-1942)" está incluído en el libro Los 100 mejores discos de Jazz. Fatha falleció tocando el piano.

6 comentarios:

Belén dijo...

Por dios, nolo conocía, pero es que tengo tanto por aprender...

No quiero hacer publicidad de mi blog, pero en Belén In Red tengo un post de jazz,por si te quieres pasar...

besicos

Samuel Sayer dijo...

Pianos que se funden
con el horizonte.


¡Qué cojonudo suena eso!

Meryone dijo...

mis conocimientos de jazz vienen siendo nulos.

esto es: me gusta, lo escucho y tengo varios discos, además del famoso jazzuela

pero no tengo ni puta idea de qué es lo que estoy escuchando mientras lo hago

a no ser, claro, que mire para la pantallita del bicho y vea quién es el que está tocando la trompeta o el piano o lo que sea

lo que no quiere decir que no lo disfrute, sólo que no lo disfruto racionalmente

(y que no sé encontrar una canción que me gusta, aunque lo intente)

besos

C. Chase dijo...

Sí, me cuesta librarme de mis perseguidores y poder pararme unos segundos a respirar por aquí. Mi vida está llena de acción. Pero no te preocupes por mis huesos; que he puesto de nuevo esos ojitos.


"Si no existiesen cables en el cielo, ¿dónde íbamos a colgar las botas?"
Tío, tú sí que sabes lo que es Hip Hop.

Kalco dijo...

oye amigo encontre la solucion al post de azar. Al parecer ubo una actualizacion en las URLs de los feed, aca esta la solucion:

http://lablogueria.blogspot.com/2008/03/mostrar-un-post-al-azar.html

saludos! ;)

Sra.Rutina dijo...

¡Buenas señor!

¿Cómo siguen esas ojeras?
¿Has acabado con ellas o sigues alimentándolas nocturizando?

Yo de mayor quiero ser como el Fatha, conocer a Charlie Parker, salir en la whiskypedia y morir tocando el piano. Lo veo difícil, seguramente termine siendo una más entre el proletariado, inventándome bajas por depresión y viendo películas como 'Sexo en Nueva York' mientras me miro al espejo y le doy la bienvenida a mis tres nuevas arrugas, quizá mi mejor pasatiempo sea ponerles nombre...

(no, no estoy llorando...peor sería vivir entre gatos, ¿no? ayy menuda vida tengo programada)

Sí, K, me encanta la K, diría que es mi letra preferida, ¿tú no tienes una?
Casi todos mis nicks/pseudónimos empiezan con esa letra, una manía.

Mi intuición femenina me dijo que te alegraba, no suelo hacerle caso, por lo general falla el 99% de las veces pero yo me decanto por ese 1%. Llámame ilusa, sé que algún día me llevaré una sorpresa jaja.

¿Un beso en la cocovaína? ¿También has inventado un nuevo lugar?
¡Eres mi ídolo! Ya le buscaremos una ubicación.

Sí, he de decir que tu comentario ha sido escueto.
Una esperando su comentario con el mejor traje de su armario y el mejor peinado de su revista Vogue para tener una visita fugaz, seguro que no te fijaste en el color de mis zapatos. ¡Ruin! ¡Mala persona!
(iba para actriz dramática-mujer salida de una película yankee pero preferí escoger una vida ya comentada al principio de este monólogo, joer cómo me gusta enrollarme... jaja).

Bueno Jazz Hineísta, creo que ya es hora de ir cerrando este capítulo.

¡Un besazooo!

 
ir arriba